Contaminación

¿Que es la Megaminería? 

¿Que es la Megaminería? 

La Megaminería

Ya sea que operen en Francia, Grecia, Honduras, Argentina, u otros paises de América Látina, el Congo, Birmania o Australia, las empresas mineras son responsables de graves impactos sociales y ambientales. 

Destruyen el medio ambiente, monopolizan la riqueza natural que es esencial para que las comunidades humanas y toda la vida prosperen y transforman las aldeas agrícolas e indígenas en zonas para que los trabajadores que dependen de las empresas ganen salarios para sobrevivir.

Recientemente, la sociedad ya sea de manera directa o indirecta se oponen a la destructiva industria minera, a la destrucción y sacrificio planificado de un número cada vez mayor de territorios, apoyando  los proyectos de mantenimiento de la vida que ayudan a construir alternativas al extractivismo.

Para ello, las personas sensibles están buscando organizar acciones en sus propios lugares, uniéndose  a las manifestaciones organizadas, para protestar y llamar la atención gubernamental, acerca de la destrucción del hábitat que significa la megaminería. 

Buscando incentivar a aquellas personas que aún no saben que, gran parte de las  aguas, tierra,  pueblos,  cultivos alimentarios, cultura y, en última instancia, también los microclimas, están gravemente amenazados por la rápida extracción de recursos de las tierras y los mares.

Comprendiendo que la Megaminería, es un hecho que está destruyendo la vida de las poblaciones, sometiendolas a mayor pobreza y deterioro. Por ello, todos deben llegar a comprender la magnitud de la catástrofe extractiva que se está produciendo y que debe detenerse. 

Porque las empresas transnacionales sin importar el impacto, socavan grandes extensiones de terrenos, donde eliminan por completo la capa vegetal, diezmando los bosques y contaminando los cuerpos de agua por químicos así como el aire y el suelo. 

Las justificaciones utilizan el discurso empresarial que promete empleos e ingresos, así como el argumento de que la legislación actual ahoga el crecimiento de la economía.

Por ejemplo, Porto Alegre, una ciudad famosa de Brasil por su historia de democracia directa y por ser la sede de las primeras sesiones del Foro Social Mundial, está ahora amenazada por la Mina Guaíba.

Proyecto de la Mina Guaíba

La empresa minera privada brasileña Copelmi, con financiación de los Estados Unidos y China, propone la mayor mina de carbón a cielo abierto de Brasil a sólo 9 millas del centro de Porto Alegre y en medio de reservas naturales protegidas.

Se estima que las reservas de carbón contienen 166 millones de toneladas de mineral en más de 4.300 hectáreas. Los análisis de impacto ambiental de Copelmi no tienen en cuenta la proximidad del proyecto al centro de la capital del estado.

Además, el sitio propuesto está a menos de un kilómetro y medio de un río que suministra más del 80% del agua de Porto Alegre, con un alto riesgo de contaminación de las aguas subterráneas por metales pesados.

Comité de combate contra las Mega-minas

En respuesta al posible colapso social y ambiental de la región de Porto Alegre, en 2019 se fundó el Comité de Combate a la Megaminería en Río Grande do Sul (CCM/RS). Con el lema sí a la vida, no a la destrucción, el objetivo inicial de este comité es concienciar que la batalla contra la megaminería no es sólo ambientalista.

La CCM/RS unificó con éxito alrededor de 120 organizaciones, incluyendo asociaciones de clase ambiental y social, sindicatos, grupos de estudiantes y agricultores, y grupos de investigación. Esta movilización dio poder al movimiento y superó las barreras políticas y hegemónicas que marginaban el activismo.

Desde entonces, la CCM/RS ha estado protestando, promoviendo y participando en debates, objetando las EIA, entre otras actividades de movilización como la crítica del modelo de desarrollo hegemónico y abordando las luchas relativas a la cultura, el territorio y el lugar.

Tendencia al agotamiento mundial de los depósitos minerales

En varios estudios se ha identificado una tendencia al agotamiento mundial de los depósitos minerales debido a la creciente demanda de metales industriales y preciosos de la economía mundial. 

Se afirma que la extracción de metales mostrará un comportamiento similar a la curva de Hubbert para la industria petrolera, es decir, las reservas existentes de metales baratos han alcanzado su mayor explotación y disminuirán rápidamente en los próximos años,  lo que alimenta una tendencia al aumento de los precios de los metales y a las fiebres de inversión a medida que aumentan los beneficios de las empresas mineras.

Las características geológicas del agotamiento de los depósitos minerales son importantes, ya que a medida que las reservas concentradas en zonas de alta ley disminuyen en número y calidad sólo dejan numerosos depósitos de baja ley donde los metales se dispersan microscópicamente en grandes volúmenes de material estéril. 

Dado que la minería subterránea tradicional no puede explotar este tipo de distribución geológica de manera rentable, se está produciendo una transición a las operaciones a cielo abierto, pero esto conlleva repercusiones mucho más radicales, ya que la industria tiene que multiplicar sus costos en agua, energía y la superficie afectada para obtener la misma cantidad de metal, con enormes daños irreversibles al ambiente y los paises. 

¿Que es la Megaminería? 

Minería sostenible y técnicas de dominación

La GMI organizó el Grupo Minero Mundial como un campo social unificado a fin de ofrecer en el informe del MMSD un nuevo marco conceptual y un discurso que presente a la industria como un sector socialmente responsable y comprometido con el medio ambiente. 

Sus actividades se centraron en la negociación de las normas de la competencia dentro del sector y en la búsqueda de ventajas jurídicas y reglamentarias en los estados nacionales. 

No obstante,  en la Cumbre de la Tierra de 1992 en Río, la industria fue sorprendida con la guardia baja y no respondió a las críticas de su comportamiento depredador en un nuevo entorno mundial en el que los temas del medio ambiente, los derechos humanos y los derechos de los grupos étnicos surgieron como cuestiones centrales. 

Eso marcó el momento en que la industria minera se sintió impulsada a organizarse en un Cluster mundial y responder con una estrategia internacional de legitimación.

Para el mundo, más allá de su industria, las empresas mineras se publicitaron como organismos éticos preocupados por el desarrollo sostenible, la defensa de los derechos humanos, el respeto a las culturas, la protección del medio ambiente, la salud, la seguridad de los trabajadores y los esfuerzos por aliviar la pobreza. 

En el interior, el Cluster se centró en educar a sus miembros en este nuevo discurso para hacer más creíble su decálogo. La primera estrategia consistió en crear una especie de mecanismo de autocertificación para evaluar la sostenibilidad de la minería que dividió el Decálogo en varios criterios de sostenibilidad y responsabilidad social evaluados por un sistema de puntuación diseñado para medir el cumplimiento.

Hoy en día, las empresas mineras se evalúan a sí mismas y presentan informes públicos basados en los criterios del Decálogo, que luego son auditados por un panel de expertos independientes. 

En 2012, el ICMM declaró que 100 corporaciones incluyendo a todos sus fundadores, como que satisfacían los criterios con altas puntuaciones. Lo que las empresas buscan con este recurso en el ámbito internacional es la acreditación como empresas sostenibles y socialmente responsables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *