Medio Ambiente

¿Qué son las Energías Limpias? 

¿Qué son las Energías Limpias? 

Las Energías Limpias

Se define a la energía limpia como la energía derivada de fuentes renovables de cero emisiones, así como la energía ahorrada mediante medidas de eficiencia energética (EE).

También las energías limpias provienen de la energía renovable, que se deriva de procesos naturales que son regenerativos durante cortos períodos de tiempo y no se pueden agotar. Los recursos de energía renovable más comunes son la biomasa, la energía geotermia, la energía hidráulica, la solar y la eólica.

Así mismo, la eficiencia energética, contribuye a las energías limpias, ya que,  incluye tecnologías (incluida la solar pasiva), productos y servicios que reducen la cantidad de energía necesaria para edificaciones, procesos o tareas. 

En este sentido, una economía de energía limpia impulsada tanto por las energías renovables como por la eficiencia energética es el escenario de planificación energética más sostenible disponible.

Es importante señalar que los términos energía renovable y energía limpia no son intercambiables. No todos los métodos de energía renovable son energía limpia. Por ejemplo, la energía geotérmica es una fuente de energía renovable, pero algunas de las formas en que puede ser procesada pueden tener un impacto negativo en el medio ambiente.

Los beneficios de la energía limpia son que reduce la dependencia de los combustibles fósiles y puede mitigar el cambio climático. En algunos paises desarrollados y en desarrollo, más de un tercio de las emisiones se derivan del carbón y otros combustibles fósiles. El cambio a fuentes renovables reduciría las emisiones y podría proporcionar hasta un 40 por ciento de la demanda de energía  para el 2030.

¿Qué son las Energías Limpias? 1

El problema de la energía por combustible fósil

La mayor parte de la electricidad proviene de centrales eléctricas que utilizan combustibles fósiles como el carbón y el petróleo. Las centrales eléctricas queman los combustibles fósiles para producir electricidad y en ese proceso se produce altas concentraciones de gas de efecto invernadero, incluyendo dióxido de carbono y metano. 

Son los gases de efecto invernadero los que están causando el calentamiento de la atmósfera de la tierra, lo que los científicos  dicen que causa que el clima cambie. Se entiende que esto causa un clima más extremo, la propagación de enfermedades y amenaza el hábitat de todos los seres vivos. Por ello, el carbón, el petróleo y el gas son fuentes de energía no renovables porque sólo se puede utilizar lo que está disponible y una vez que se han agotado, no se pueden renovar. 

Avanzando hacia un mundo de energía limpia

Ya se han encontrado maneras de aprovechar la energía del sol, el viento, las olas y el agua, entre otras cosas. Estas fuentes de energía producen sólo cantidades muy pequeñas de gases de efecto invernadero una vez que funcionan.

También son renovables, lo que significa que pueden ser utilizadas una y otra vez. Por ello, la energía solar, el viento y el agua son ejemplos de fuentes de energía limpia que se han  empezado a utilizar. 

El desafío es encontrar formas de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero cuando se utilizan fuentes de energía que no son limpias para producir energía y desarrollar la industria de la energía limpia, de modo que ésta suministre cada vez más energía para compensar la que se utiliza.

Los gobiernos están explorando diferentes formas de ayudar al problema del cambio climático. Una de ellas hace que las empresas que contaminan paguen por su contaminación. Otras ideas incluyen grandes proyectos de ayuda como plantaciones de árboles y animar a la gente a usar menos energía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *